sábado, 12 de diciembre de 2009

Tell me what the fuck is going on

“Lo poco que sé de la vida se cuenta tomando un café, se entiende tomando una copa y se olvida tomando dos”.

Para París siempre estaremos ahí, Saint-Michel nos mirará extrañado mientras bebemos cerveza y tarareamos canciones de Lou Reed. Sinceramente, para Londres creo que me he hecho mayor, atrás quedaron los paseos por Oxford Street y los cafés en algún recoveco de Nothing Hill. Nueva York no está nada mal, aún recuerdo la interminable espera en un ascensor para llegar a la cúspide del apabullante Empire State. Todavía podría matarme lentamente en Ámsterdam si mis pulmones lo soportaran, pero francamente, esa época ya pasó. De Nueva Delhi destacaría el caos de sus calles, la depeción del Taj-Majal y recorrer el norte del país en una wolksvagen del 85. Para Buenos Aires todo son palabras buenas, por no hablar del frío polar de Usuhaia y de los cachalotes de Península Valdés. Ojalá pudiera volver a las calles de Cork y a los desayunos dominicales de bacon y huevos fritos en mi casa de Killarney. Malta no estuvo mal durante tres veranos, el tequila condicionó cada noche de mi estancia allí. Barcelona no está nada mal durante el Sónar y reconozco que echo de menos perderme en el barrio Gótico. Sin embargo, hay una ciudad que me resulta distinta, pero no distante...Pongamos que hablo de Madrid.

2 comentarios:

álvaro. dijo...

''empezaré por aquello que sé con seguridad. Sé que con suerte, solo te mueres una vez, así que procura no morirte más por el camino''

Que bien que vuelvas!! :)

Fènix dijo...

Oh, bien, una actualización de blog :D

Por desgracia, no sé si la cosa ha perdido al aumentar el número de ciudades... :S
Lo digo porque repites algunas cosas, "sinceramente" y "francamente" son dos conectores para salir del paso que están demasiado juntos en el texto. Al igual que las frases "Malta no estuvo mal" y "Barcelona no está nada mal"
Pero a cambio debo decirte que has vuelto a construir una de esas frases mágicas tuyas en: "De Nueva Delhi destacaría el caos de sus calles, la decepeción del Taj-Majal y recorrer el norte del país en una wolksvagen del 85."

Todo esto es verdad Ampa, o algunas son ficciones? porque creo que si todas son verdad o al menos la mayoría eres una zorra con muchas historias que contar :)
Espero seguir leyéndote!